Mostrando 1 - 1 de 1 item
Mostrando 1 - 1 de 1 item


Miel de Azahar con Semillas de Amapola

¿DE DÓNDE PROCEDE?

Esta exquisita miel natural artesanal, es producida por las abejas como resultado de la libación para extraer polen y néctar de las flores de cítricos (naranjo (Citrus x sinensis), mandarino (Citrus x  reticulata), limonero (Citrus x limon)) y flora silvestre autóctona variada; como complemento  potenciador de sus inherentes propiedades medicinales, se le añaden semillas de Amapola (Papaver Rhoeas), completo alimento a nivel nutricional que establece perfecta simbiosis terapéutica con la miel de azahar.

El naranjo es la especie más representativa, tratándose de un árbol perenne de tamaño medio con amplia copa globulosa, hojas ovaladas ligeramente coriáceas y ramas espinosas en ocasiones; emblemáticas son sus níveas flores intensamente olorosas ("flores de azahar") y su apreciado  fruto, la naranja, que contiene múltiples semillas oblongas.

Es una especie muy adaptada a climas costeros de temperaturas estables e inviernos agradables, de tal modo que intensas heladas pueden incluso acabar con la vida del árbol. En cuanto al terreno, los naranjos gustan mayoritariamente de suelos arenoso-silíceos ligeramente calizos, que posean un pequeño porcentaje de  arcillas y que tengan posibilidades de riegos frecuentes sin llegar a punto de saturación, igual que sucede con otras plantas que habitan la zona.

La amapola es una especie anual de vellosos tallos erectos  escasamente ramificados y hojas alternas dentadas; posee flores de eclosión primaveral de color rojo escarlata intenso, con forma de campana y pétalos muy delicados, que dan lugar a frutos encapsulados que acogen diminuta semilla  de color negruzco.

  

LA MIEL DE AZAHAR CON SEMILLAS DE AMAPOLA,  ETIMOLOGÍA  E HISTORIA:

El término "amapola" proviene del mixto árabe / hispánico "habapaura"  (Habb=semilla,  Papaver Rhoeas= "amapola roja"). Otras referencias le otorgan el significado de "abundante", resultado de aglutinar el adverbio ibérico aHa (ama) =junta y el adjetivo ibérico Öla (pola) = muchas (muchas juntas= flores abundantes). La amapola es originaria de Eurasia y norte de África, usándola muchas culturas antiguas como la china o la hindú en la preparación de gran variedad de recetas de cocina junto a otros productos autóctonos.

En la Mesopotamia antigua (4000-3000 a.C.) ya hubo cultivo de amapola por parte de los sumerios, y siglos más tarde Teofrasto la mencionó en su obra Historia de las Plantas (“la amapola tiene una raíz que purga por arriba y que algunos usan como remedio de epilépticos”); en el 1600-1500 a.C. se describieron sus propiedades terapéuticas en el papiro de Ebers y más de mil años después fue recomendada por Hipócrates y Dioscórides; griegos  y romanos la siguieron usando, aunque derivando hacia el uso de la variedad opiácea.

Isidoro de Sevilla la citó en sus Etimologías (siglo VI-VII): “hay una especie de uso ordinario y otra silvestre de la que fluye un jugo que se llama opio”. En los siglos XI-XII los andalusíes la mencionaron bajo los nombres de arsiyun y de ambawrah  e Ibn Ba  dedicó cierta extensión al cultivo de la adormidera roja o Papaver rhoeas. En el ámbito literario, Miguel de Cervantes hizo referencia en su obra "La ilustre fregona" (“poner las posaderas como unas amapolas”) y "La tía fingida" (“quedó hecha una amapola”). A raíz de la primera gran guerra, se consideró el símbolo de los caídos en combate en muchos países. Actualmente, todavía se usa en la fabricación de alfombras de Corpus  como rito tradicional.

Los naranjos tuvieron su origen natural en India, Pakistán, Vietnam y el sureste de China y fueron traídos a occidente por los árabes. Respecto a la naranja, se trata de un vocablo proveniente del sánscrito nâranga cuyo significado es "naranjo",  "árbol de las naranjas" ; la leyenda narra también que un elefante murió al ingerir una cantidad excesiva de naranjas en su comida diaria, relacionándose a causa de ello  esta palabra, con "veneno para elefantes"; otra acepción se da en tamil, resultando naru= 'fragante'. De la India pasó a Persia y de ahí  a la península arábiga, donde se llamó "naranj", nombrando de este modo al naranjo amargo.

Ya en la Edad Media, se introdujo en la Península Ibérica derivando al nombre actual (naranjo), pasando después al resto de Europa a través de Francia llegando incluso hasta Inglaterra, donde hubo una denominación del  provenzal antiguo, "naurange" (pronunciado noránsh), el cual se  convirtió en orange (ya que el artículo inglés a (an delante de vocal) y el francés une, que aparecen en "a norange" y "une norange" se convirtieron de modo equívoco en "an orange" y "une orange" respectivamente. En algún otro idioma centroeuropeo muy particular como el holandés, se le llamó “sinaasappel” (manzana china) al fruto  y  “oranje” al color.

 

ZONA DE RECOLECCIÓN:  

PARAJES DE SÒL DE RIU  (COMUNIDAD VALENCIANA - ESPAÑA)

Los parajes de Sòl de Riu se disponen en el área anexa al delta del rio Sénia, donde confluyen las provincias de Tarragona y Castellón, constituyendo una zona tradicional de gran valor biológico, cuyo origen se encuentra en las elevadas cumbres montañosas del Parque natural de la Tinença de Benifassà. 

Espectaculares depresiones naturales formadas con gran denuedo a lo largo del tiempo, surcan el tramo principal del cauce antes de desembocar en la gran llanura  previa al Mediterráneo, donde insólitas lagunas creadas naturalmente en rocas calizas, se asocian  a grandes balsas de agua construidas por el ser humano para irrigar los infinitos naranjales que cubren el entorno del Sénia, llenando la estación primaveral de un delicado y sutil  aroma procedente de las flores de azahar.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA MIEL DE AZAHAR CON SEMILLAS DE AMAPOLA:

Miel pura natural de excelsa calidad gourmet y sobresalientes cualidades organolépticas, que posee un exquisito sabor marcadamente dulce, dejando  en el paladar una sensación muy agradable y delicada, aderezada ocasionalmente por espontáneas notas aciduladas. No menos llamativo es su aroma intensamente perfumado y pertinaz, evocando en el retronasal sutiles fragancias florales primaverales.

Las mieles naturales  de azahar cristalizan lentamente en finos cristales, abarcando  tonalidades ambarinas casi translúcidas cuando se encuentra en estado más fluido, tornando lactescente cuando comienza el proceso de solidificación; las semillas de amapola la adornan con una lluvia de diminutas "gotas" negruzcas que la hacen especialmente atractiva. En definitiva, es una mixtura que destaca por sus excelentes cualidades organolépticas y exquisita calidad, indispensable en toda receta saludable.

 

EXCELENCIAS DE LA MIEL DE AZAHAR CON SEMILLAS DE AMAPOLA:

La miel natural tradicional de  azahar con semillas de amapola, al igual toda nuestra gama de mieles y derivados de la colmena (polen, propóleo, jalea real...), es recolectada por nuestras abejas en parajes singulares, otorgando multitud de beneficios saludables a nuestro organismo:

  • Cruda: Nunca  ha sido sometida a procesos de sobrecalentamiento (más de 40 º) ni de pasteurización, por lo cual evitamos la pérdida durante el proceso de vitaminas, nutrientes y enzimas, así como de cualidades gustativas y olfativas.
  • Pura: La producen las abejas libando secreciones de plantas e insectos chupadore, y polen y néctar florales, procediendo después a la transformación de estos elementos y el posterior almacenamiento ya en forma de miel pura, en los panales del interior de la colmena; es por ello que en este proceso no intervienen factores ajenos a los que la propia naturaleza proporciona.
  • No homogeneizada: Jamás mezclamos mieles naturales de diferentes regiones geográficas o florales, porque nuestro propósito final es mantener la esencia y pureza desde su origen hasta el paladar del consumidor final; de este modo, el cliente tiene a su disposición todos los beneficios que una miel pura puede aportar al organismo.
  • No filtrada: Nunca la filtramos, porque de este modo conservamos todas las propiedades naturales de origen intactas, logrando así un excelso producto natural artesanal sin parangón.
  • Sin azúcares añadidos: Nuestra miel es pura esencia, tal y como la abeja la produce en la colmena, poseyendo por lo tanto azúcares naturales propios de una miel natural no adulterada, con todos los beneficios naturales que ello reporta.

 

PROPIEDADES DE LA MIEL DE AZAHAR CON SEMILLAS DE AMAPOLA:

Es una de las mieles con propiedades relajantes y antiespasmódicas naturales más interesantes de la apicultura tradicional y de la ecología actual, siendo por ello uno de los alimentos ideales para combatir problemas de insomnio, estrés y ansiedad a causa de su poder relajante y sedante, ayudando también a facilitar una buena predisposición al sueño en las primeras fases del mismo.

Es un excelente polivitamínico natural (muy rico en vitamina C), fértil en minerales diversos (potasio, fósforo, cinc,..) y poseedor de varios tipos de  azúcar de absorción rápida (glucosa, fructosa,..) que provocan efectos muy positivos  en la lucha contra casos de anemia, carencias de energía, procesos de desintoxicación para eliminar radicales libres, etc., actuando así mismo como calmante en procesos gripales con accesos de tos e irritaciones  de garganta.

Las semillas de amapola  aportan  a la mixtura importantes cantidades de ácidos grasos saludables (omega-3 y omega-6), fibra, vitaminas (grupo B , E y C) y  minerales ( magnesio, calcio, manganeso, potasio, fósforo, hierro, zinc y cobre) ideales para  el sistema cardiovascular e inmunológico. Así mismo, potencian el efecto  relajante, antibacteriano y cicatrizante de las mieles naturales de azahar.

 

RECETAS SANAS CON MIEL DE AZAHAR Y SEMILLAS DE AMAPOLA

ENTRANTE DE POLLO CON ARROZ  Y MIEL  DE AZAHAR Y SEMILLAS DE AMAPOLA.

Para su preparación, añadir en una olla aceite de oliva virgen, un poquito de agua y  cocinar a fuego lento 10  pechugas de pollo de corral con sal, pimienta negra, una cucharada de harina de maíz, media de semilla de sésamo triturada  y azafrán; a media cocción, añadir una cebolla tierna cortada a taquitos pequeños, 1 taza de  crema de hongos, un poquito más de sal y pimienta, perejil triturado y al final de la misma, aplicar una cucharada de miel con  semillas de amapola.

Una vez en su punto, retirar las pechugas y cortar en finas láminas. Untar un molde de horno con mantequilla y un poquito de aceite de oliva virgen, una cucharada de leche de avena orgánica  y añadir el cocido incluidas las pechugas; espolvorear 25 galletas de avena molidas y cubrir con  mantequilla derretida. Introducir los ingredientes en el horno media hora  a 350 grados F.

Una vez retirado y ligeramente templado, cortar un pedazo cuadrado de la masa horneada  y poner en un plato plano. Cocer en agua hirviendo una taza de arroz integral, retirar  y escurrir, introducir en un vaso de cristal a modo de molde y depositarlo como  masa compacta formada en el plato junto al resto de ingredientes; añadir unas aceitunas negras sin hueso laminadas, media zanahoria rallada  y atún en aceite de oliva (1 lata).

Tostar una rebanada de pan de centeno, untar con aceite de oliva, un poquito de mantequilla  y  tomate, y  salpicar con un poco de polen natural de abejas; utilizar para acompañar al resto de productos. ¡La comida está preparada! Se trata de una receta de la cocina tradicional de fácil preparación a base de dos productos fundamentales, pollo y arroz, que puede usarse como acompañante de algunas ensaladas frescas.

 

CONSEJOS DE USO:

Las mieles naturales de azahar con semilla de amapola recolectadas por nuestras abejas poseen propiedades únicas, de tal modo que si deseamos aprovechar todos los beneficios que nos puede aportar, es aconsejable tomarla directamente, saboreándolas dentro de la boca el mayor tiempo posible antes de ingerirlas. Para hacerlas más manejables en aquellos casos que se prefieran diluidas, se recomienda como mucho, calentar al “Baño María” a temperatura que no supere nunca los 40 º para evitar la pérdida de propiedades.

 

CONSEJOS DE CONSERVACIÓN:

Mantener en lugar seco, semioscuro y fresco para mantener intactas de un modo natural  todas sus propiedades.

 

MIEL DE AZAHAR CON SEMILLAS DE AMAPOLA:

  • ORIGEN: PARAJES DE SÒL DE RIU  (COMUNIDAD VALENCIANA - ESPAÑA)
  • ESPECIE REPRESENTATIVA: Naranjo (Citrus x sinensis)
  • COMPOSICIÓN FLORAL MAYORITARIA: Naranjo (Citrus x sinensis), Mandarino (Citrus x  reticulata)  y Flora silvestre autóctona variada con Semillas de Amapola (Papaver Rhoeas).
  • ÉPOCA DE PRODUCCIÓN: Primavera precoz.
  • COLOR: Ambarino claro casi traslúcido a ambarino latescente con tiznes negruzcos.
  • SABOR: Marcadamente dulce y suave con espontáneas notas aciduladas.
  • AROMA: Intensamente perfumado y pertinaz.
  • PECULIARIDADES: Miel cruda, pura, saludable, no homogeneizada, no filtrada, sin azúcares añadidos.
  • PROPIEDADES: Relajante natural y antiespasmódica.
  • CONSERVACIÓN: Mantener en lugar seco, semioscuro  y fresco.

**En su proceso natural, la miel cristaliza y endurece en función de diversos parámetros (temperatura, origen floral, etc).