Miel de girasol

Mostrando 1 - 4 de 4 items
Mostrando 1 - 4 de 4 items


Miel de Girasol

LA MIEL DE GIRASOL ¿DE DÓNDE PROCEDE?

Esta exquisita miel pura artesanal, es producida por las abejas como resultado de la libación para extraer polen y néctar de las flores de especies vegetales predominantes, tales como girasol (Helianthus annuus) espliego (Lavandula angustifolia), carrasca (Quercus L), tomillo (Thymus vulgaris), ajedrea (Satureja spp) y flora silvestre autóctona variada, añadiendo a esta dulce composición floral, sustancias resinosas varias de especies arbustivas o arbóreas del bosque castellano - manchego, que son recolectadas por las pecoreadoras de la colmena.

La especie mayoritaria de la cual procede esta miel natural de calidad suprema es el girasol, planta anual de elevada altura con raíz pivotante, tallos erectos, y amplias hojas alternas ligeramente aserradas; la inflorescencia o capítulo floral de hasta 30 cm de diámetro, está formada por cientos de pequeñas flores tubulares en cuyo diámetro externo se disponen las lígulas pareciéndose pétalos, las cuales son de color amarillo dorado con el fin de atraer a las abejas polinizadoras entre otros insectos. Las pequeñas flores fecundadas dan lugar a los aquenios ovoides y aplanados (frutos/semillas del girasol o pipas).
Es una especie con marcado heliotropismo cuando es joven (el capítulo floral gira según la posición del sol), de tal modo que al madurar se queda en una posición fija hacia el oriente.

LA MIEL DE GIRASOL, ETIMOLOGÍA E HISTORIA:

Helianthus annuus, llamado comúnmente girasol, es una planta herbácea cuyo origen natural abarca el área de Centro y Norteamérica, cultivada a posteriori como alimenticia, oleaginosa y ornamental en todo el planeta.

Su nombre científico procede de la combinación de dos palabras de origen griego, “helios= sol” y “anthos” = flor, por tanto = flor del sol. “Annuus” hace referencia a anual y proviene del latín. El nombre común girasol se refiere al giro del capítulo floral según la posición del sol (heliotropismo).
Hay reseñas de su cultivo en el año 1000 a. C., aunque se cree fue cultivado por primera vez en México hacia el año 2600 años a. C, utilizándose en estas culturas amerindias (aztecas, incas,..) como símbolo que representaba a la deidad del sol; de hecho, Francisco Pizarro lo encontró en aquellas zonas y trajo semillas a Europa a comienzos del siglo XVI, punto a partir del cual comenzó la expansión de su cultivo.

ZONA DE RECOLECCIÓN: ESPAÑA (SEÑORÍO DE MOLINA (CASTILLA LA MANCHA ))

Altivo y señorial, el fastuoso castillo de Molina de Aragón preside esta bella e histórica comarca oriental de la comunidad castellano-manchega, abarcando una extensa superficie surcada por un amplio manto de bellos paramos naturales de gran altitud (1.200 m de altitud media), hendidos por espectaculares valles rodeados de imponentes masas rocosas. 

Este grandioso conjunto orográfico surcado por los caudalosos ríos Tajo y Gallo, ha sido cincelado por la naturaleza a lo largo del paso de los años, dando lugar al actual Parque Natural del "Alto Tajo", próximo a Aragón. En él se reproduce una interesante mezcla de especies vegetales variopintas típicas de bosque serrano, formando un vergel de diferentes ecosistemas con idiosincrasia propia (encinares, hayedos, pinares, quejigares, sabinares, vegetación ribereña,…) al amparo del inclemente clima continental, puente de unión entre la España mediterránea y la España atlántica.

CARACTERÍSTICAS DE LA MIEL DE GIRASOL:

Las abejas recolectan tenazmente los manjares que las flores de los acogedores girasoles les ofrecen, para dar lugar en sus colmenas a una esplendida miel natural de calidad inigualable. 

Su sabor es dulce, moderadamente intenso y suave al mismo tiempo, ligeramente afrutado, refrescante y muy agradable al paladar, con cierto gusto acre al transitar por la garganta, advirtiéndose ligero picor. De fresco aroma liviano, floral y persistente con matices oleosos, posee delicada textura cremosa que cristaliza rápidamente de forma consistente en cristales naturales de tamaño grueso.
Con el predominio de los girasoles, es patente su color ambarino/dorado luminoso (cuando cristaliza) pasando previamente por tonos amarillo pajizos (en fase líquida), para virar a pigmentaciones más intensas cuando tomillos, carrascas, lavandas y otras especies de pequeño porte adquieren peso específico; extremadamente cautelosos, acechan las tierras de laboreo desde laderas próximas de pequeños bosques serranos, ganando así la partida a la mano del hombre.
Es una miel muy rica en vitamina E y ácidos grasos saludables naturales.

EXCELENCIAS DE LA MIEL DE GIRASOL:

Al igual que el resto de nuestras mieles y derivados de la colmena (polen, propóleos, jalea real..), se trata de una miel natural artesanal de girasol recolectada por nuestras abejas que cumple todos las premisas para ser un producto natural extraordinariamente completo:

• Cruda : no ha sido sometida a procesos de sobrecalentamiento (más de 40 º) ni pasteurización, conservando intactos todos los nutrientes, vitaminas y enzimas, preservando también sus maravillosas cualidades gustativas y olfativas.
• No homogeneizada: producimos mieles naturales de diferentes procedencias geográficas o florales que jamás son mezcladas, porque nuestro fin permanente es conservar la esencia y pureza desde su origen hasta el destino final del producto.
• Pura: la producen las abejas libando polen y néctar de las flores, y en ocasiones secreciones de plantas e insectos chupadores, procediendo a posteriori a su transformación y almacenamiento en las celdillas de los cuadros de la colmena. Empleamos por tanto un riguroso proceso artesanal, en el cual no intervienen factores ajenos a los que la propia naturaleza proporciona.
• No filtrada: para mantener todas las cualidades naturales de origen y conseguir así un producto natural único, nunca filtramos nuestras mieles.
• Sin azúcares añadidos: nuestras mieles únicamente poseen azúcares naturales propios de un producto natural no adulterado.


RECETAS CON MIEL DE GIRASOL.

TRONQUITOS PARA DEPORTISTAS CON MIEL DE GIRASOL.

Para preparar estas recetas saludables, dispondremos de 300 grs de copos de avena orgánicos, 3 cucharadas de miel de girasol, 30 grs de nueces, 30 grs de almendra Marcona, cacao orgánico en polvo a peso, 10 grs de semillas de girasol, 2 cucharadas de polen natural, una cucharada de lecitina de soja y media tableta de chocolate negro puro sin azúcar.
Homogeneizamos todos los ingredientes en un bol (previamente trituradas las almendras, pipas y nueces) , amasándolos lentamente como si fuera masa madre; una vez obtenida una mezcla consistente y uniforme, la vertemos en un molde rectangular. Calentamos ligeramente la media tableta de chocolate hasta que quede fluida y la aplicamos encima de toda la masa.
La ponemos en el refrigerador hasta que adquiera un tono firme; en ese momento, se recortan en forma de tacos alargados sin sacarlos del molde.
¡Y ahí tenemos un estupendo snack " apícola" natural, especial para niños y deportistas con elevadas demandas de energía!.

CONSEJOS DE USO:

Las mieles naturales de girasol recolectadas por nuestras abejas poseen valores únicos, de tal modo que es aconsejable tomarlas directamente, saboreándolas dentro de la boca el mayor tiempo posible antes de ingerirlas. Para hacerlas más manejables en aquellos casos que se prefieran diluidas, se recomienda como mucho, calentar al “Baño María” a temperatura que no supere nunca los 40 º para evitar la pérdida de cualidades naturales.

CONSEJOS DE CONSERVACIÓN:

Mantener en lugar seco, semioscuro y fresco para mantener intactas de un modo natural todas sus virtudes.

MIEL DE GIRASOL:

ORIGEN: ESPAÑA (SEÑORÍO DE MOLINA (CASTILLA LA MANCHA )

ESPECIE REPRESENTATIVA: Girasol (Helianthus annuus).
COMPOSICIÓN FLORAL MAYORITARIA: Girasol (Helianthus annuus), espliego (Lavandula angustifolia), carrasca (Quercus L), tomillo (Thymus vulgaris), ajedrea (Satureja spp) y flora silvestre autóctona variada.
ÉPOCA DE PRODUCCIÓN: Verano.
COLOR: Ambarino/dorado luminoso a amarillo pajizo para virar a pigmentaciones más intensas cuando aparecen otras especies.
SABOR: Moderadamente intenso y suave al mismo tiempo, de dulzor aplacado, ligeramente afrutado, refrescante y muy agradable al paladar.
AROMA: Fresco, liviano, floral y persistente con matices oleosos.
PECULIARIDADES: Miel cruda, pura, no homogeneizada, no filtrada, sin azúcares añadidos.
CONSERVACIÓN: Mantener en lugar seco, semioscuro y fresco.
**En su proceso natural, la miel cristaliza y endurece en función de diversos parámetros (temperatura, origen floral, etc..).